9 ago. 2008

Les canto, por Harún Hashem Rashid







Les canto, les lloro, les llevo hasta las cumbres,
y de sus lagrimales tejo
la claridad del alba en las tinieblas.

Les he llevado a cuestas a través de desiertos de dolor,
y caminé con ellos sobre espinas,
escombros y carroña.
Sin que mi mano un solo día se cansara
ni por ellos mi pie se fatigase.

Yo les canto los himnos que traza mi pluma
y que alumbran esa noche, entre chozas y tiendas.

¡Amados míos! ¡Hermanos!
¡Compañeros de angustia e infortunio!

¡Yo soy uno de ellos en el fuego del odio,
la venganza, el desagravio!