12 mar. 2008

Oda a la soledad

por Lenin Guardia








Si ella no existiera, si tú no estuvieras
qué grande sería la soledad,
aquella que me acompaña siempre
en mis horas infinitas de silencio
donde el silencio niega el espacio a la tristeza,
de conversaciones interminables contigo
entrañable soledad
fiel amiga y poco demandante,
discreta y leal, sincera acompañante,
aquella que nadie ve pero siempre está,
Ay, soledad, soledad,
qué largo es a veces el andar,
qué duro sería todo sin tu soledad,
la soledad del pensamiento y del corazón,
la soledad de los ojos y mi corazón,
la soledad de los oídos y mi corazón,
la soledad de mi ciudad y mi corazón...
En todo estás tú, soledad,
a mi lado, viviendo, junto a mí, dentro de mí








Lenin Guardia: Condenado a 10 años por infracción a la Ley Antiterrorista por el envío de dos cartas-bomba a la Embajada de Estados Unidos. Restan cuatro años para que salga en libertad.








en The Clinic, Santiago de Chile, enero 2008