25 feb. 2008

Visita a mi maestro Yong en su ermita

por Li Po






Rodeado de montañas que rozan el cielo,
vives en plena libertad, olvidado de los años.
Aparto las nubes y busco el antiguo sendero.
Y recostado junto a un árbol,
escucho el susurro del arroyo.
Entre flores primaverales,
los búfalos negros se recuestan,
y entre pinos erguidos,
las grullas blancas reposan.
Con nuestras voces, el crepúsculo cae sobre el agua.
Solo, desciendo en medio de la niebla y el frío.