25 feb. 2008

A mi amigo Yuan Danqiu, que mora en la montaña

por Li Po







Moras en la montaña de Levante,
deleitándote con la belleza del paisaje.
Desde tu lozana primavera,
te acuestas en la solitaria selva.
Y duermes todavía
cuando el sol ya calcina.
Las mangas de tu túnica se limpian
con la brisa de los pinos.
Tu corazón y tus oídos se purifican
con el arroyo que serpentea entre peñas.
Alejado de rumores y contiendas,
reposas con una nube diáfana
bajo tu cabeza.