23 ago. 2006

Detienen a alto funcionario palestino

Por TyCol




  • Durante la madrugada de ayer, soldados israelíes detuvieron al viceprimer ministro palestino, Nasser Shaer, transformándose en el funcionario de mayor rango del gobierno de Hamas capturado por Israel. El hecho se produjo en la madrugada, cuando, según contó la esposa de Shaer, Huda, los efectivos de Israel rodearon con vehículos su hogar en Ramala, para luego allanarlo y llevarse al político. Con Shaer –quien se encontraba en la clandestinidad desde que empezó la represión israelí-, aumentó a cuatro el número de miembros del gabinete palestino que han sido detenidos. Otros 28 legisladores corrieron la misma suerte, como parte de una campaña de arrestos de miembros del gobierno de Hamas y diputados de ese movimiento, con el argumento de Israel de que pertenecen a una organización terrorista. El primer ministro palestino, Ismail Haniye, condenó el hecho y dijo que el “secuestro” busca destruir el sistema político de los palestinos. (“The Miami Herald”, domingo 20 de agosto, 2006)


    Digamos que este tipo de secuestros, o arrestos, no son algo nuevo en la zona. Israel, desde hace años, lleva a cabo una represión que incluye la sistemática captura de altos personeros del gobierno palestino. Por supuesto este tipo de acciones no han conllevado las histéricas y extremadamente violentas reacciones que ha tenido Israel en el caso de los dos soldados “arrestados” recientemente, y que han significado a la postre la guerra actual con Líbano.


    Conclusiones preliminares tras la lectura de esta noticia:

    1. Un gobierno (Israel) puede cometer secuestro, y, según el decir de la reacción nula del gobierno norteamericano (quien ha demostrado toda su absoluta parcialidad en esta guerra contra el Líbano), es un acto legal, correcto y justo.
    2. Un mismo hecho desde un lado se llama “secuestro”, y desde el otro se llama “arresto”.
    3. No es que admitamos una jerarquía de valor entre las vidas humanas, pero Israel ha secuestrado oficiales de estado. No es que valgan más que dos soldados, pero ¿alguien se imagina la reacción israelí si el arresto, en vez de dos soldados, hubiera sido contra dos oficiales de estado, incluido el viceprimer ministro?
    4. ¿Alguien se imagina lo que pasaría si la OLP sitiara, en paupérrimas condiciones, a Ehud Olmert, tal como Israel lo hizo durante años con Arafat en Ramala?
    5. ¿Por qué aceptamos estas injusticias? ¿Podemos hacer algo respecto a esto, o el poder de la alianza estratégica de Israel y EEUU, económica y militar, es demasiado grande como para enfrentársele de alguna, de cualquier manera?
    6. ¿Es lógico que Shaer, y otros integrantes del poder político palestino, vivan en la clandestinidad por temor a represalias? ¿Es esto aceptable, si no desde el aspecto militar, al menos desde el aspecto ético?
    7. ¿Es aceptable que Israel pida un alto al fuego, lo acepte, lo firme y lo rompa unilateralmente a los dos días?
    8. ¿Hasta cuándo sufriremos el poder fascista de Israel? ¿Hasta siempre?
    9. ¡Qué mierda!
    10. ¡Qué basura!
    11. Esto es demasiado.